El agua y la salud

Los seres humanos no podemos vivir sin agua, simplemente porque somos agua. El agua es uno de los elementos básicos de la vida, es el alimento principal de los hombres y mujeres. Su valor complementario en las funciones metabólicas, digestivas y renales, es irremplazable. Para poder vivir sin problemas, las personas deberían consumir entre 2 y 2,5 litros de agua diarios, pero ese volumen podría aumentar en función de otros factores como el peso, el clima, la actividad física y/o la temperatura corporal.

Es necesario tener en cuenta que la deshidratación afecta especialmente a los niños y ancianos, para poder establecer mecanismos de prevención que ayuden a evitar riesgos potenciales.